Affichage de contenus web

Período de programación 2014-2020

Para el periodo 2014-2020, la situación socioeconómica española, la consecución de los objetivos de Europa 2020, en línea con el Programa Nacional de Reformas, y el principio de concentración temática, son los elementos esenciales para definir la programación. Ello supone un mayor esfuerzo en las áreas clave, centradas en menor número de prioridades, en función del nivel de desarrollo de las regiones y siguiendo las Recomendaciones específicas para España. En España, para el periodo 2014-2020, todas las regiones, salvo Extremadura, se sitúan entre las regiones más desarrolladas o en transición, que son las obligadas a mayor concentración en la programación. Ello hará que el perfil inversor, especialmente en el caso del Fondo FEDER, de las regiones españolas cambie sustancialmente en este período, con un mayor énfasis en los objetivos temáticos 1, 2, 3 y 4, en línea con las prioridades de la UE 2020.

En el caso del FSE, el principal reto es la lucha contra el desempleo, especialmente el desempleo juvenil, con el apoyo de la Iniciativa de Empleo Juvenil. Asimismo, apoyará actuaciones relacionadas con la formación del capital humano, la inclusión social y la lucha contra la pobreza, en línea con la estrategia planteada en el período 2007-2013. En este sentido, siguiendo el principio de concentración temática, al menos el 20% de los recursos del FSE se destinarán a la inclusión social y lucha contra la pobreza.

En el período de programación 2014-2020, la Comunitat Valenciana es beneficiaria de los Fondos Estructurales en la categoría de región más desarrollada, al superar su PIB per cápita el 90% del promedio del PIB de la UE-27, modificando así su estatus de períodos anteriores en los cuales fue considerada región objetivo n.º 1, y posteriormente región perteneciente al objetivo de competitividad regional y empleo.

Período de progrmación 2014-2020

 

Dentro de los Fondos Estructurales de la Unión Europea, el Fondo Social Europeo (FSE) ha financiado el programa Platges Segures 2020 que ha permitido que 1.000 jóvenes menores de 30 años se incorporen de manera activa al programa de Platges Segures 2020 en la Comunitat Valenciana.

La actuación se ha desarrollado por la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública, a través de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, que ha asumido el nombramiento de 1.000 personas funcionarias interinas, así como la coordinación, formación, seguimiento y dotación de material para llevar a cabo la iniciativa durante dos meses y medio desde junio a septiembre de 2020. Siendo la dotación financiera inicial del programa de 6.314.784 €.

La iniciativa financiada por el FSE se enmarca dentro de las medidas de respuesta a la emergencia derivada de la pandemia ocasionada por el COVID-19 con el objetivo de hacer compatible el uso seguro de las playas con las medidas de prevención de la transmisión del virus.

Los y las jóvenes entre 18 y 30 años se encargaron de ofrecer información sobre normas de protección para garantizar el acceso al litoral en los 80 municipios con playa turística de la Comunitat Valenciana con total seguridad durante los meses de julio, Agosto y parte de septiembre de 2020.  Así entre sus funciones se encontraron las siguientes:

Siendo sus funciones:

  • Verificar el cumplimiento por parte de las personas usuarias de la playa de las medidas contempladas en los Planes de Contingencia y en concreto:
    • Líneas de acceso directo hasta primera línea
    •  Reducción de accesos de vehículos
    • Carriles de circulación peatonal

 

  • Informar sobre el código de conducta y apoyar su cumplimiento:
    • Distanciamiento social
    • Uso de calzado
    • Evitar llevarse sedimentos a la salida
    • Uso adecuado de las instalaciones
    • Prohibición del uso de colchonetas, pelotas, juegos de pala
    • Ceniceros individuales

 

  • Proponer a través del 1.1.2 Comunitat Valenciana, en el caso de que se produjera una emergencia que no pueda ser cubierta con los recursos presentes, la activación y movilización de recursos extraordinarios.

 

  • Colaborar en todo momento y a su requerimiento, con los servicios de socorro, vigilancia y seguridad presentes en la playa, todo ello siempre con respeto a sus capacidades y formación.