Notas de prensa

« Atrás

El Consell valida un encargo de emergencia a Tragsa para paliar los efectos de la borrasca Filomena por un importe de 133.326 euros

El Consell valida un encargo de emergencia a Tragsa para paliar los efectos de la borrasca Filomena por un importe de 133.326 euros

  • Las actuaciones consistieron en la apertura de accesos en zonas urbanas y rurales, retirada de nieve, reparto de sal y apoyo técnico

El Pleno del Consell ha validado el encargo realizado a la empresa pública Tragsa por un importe de 133.326 euros,  para el apoyo logístico  en las actuaciones que se realizaron por la vía de urgencia el pasado mes de enero con la finalidad de paliar los efectos de la borrasca Filomena a su paso por la Comunitat Valenciana.

Las actuaciones consistieron en la apertura de accesos a viviendas en núcleos urbanos, masías, granjas y núcleos aislados; la retirada de acumulaciones de nieve en zonas con peligro de derrumbe; la apertura de pistas de acceso a las antenas de COMDES y el apoyo y traslado de maquinaria, avituallamiento, reparto de sal y apoyo técnico a los trabajos.

El pasado 27 de enero se inició, a través de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias (AVSRE), la tramitación de la emergencia y aprobación del encargo a Tragsa para el apoyo logístico integral a la gestión de la emergencia y postemergencia derivada de esta borrasca con la finalidad de conseguir lo antes posible la vuelta a la normalidad de las zonas afectadas

La obligación de la Generalitat de garantizar la vuelta a la normalidad en una situación de emergencia originó que el mismo 8 de enero se solicitara desde la AVSRE la movilización de los recursos necesarios por parte de medio instrumental Tragsa para atender las necesidades de las poblaciones afectadas.

La Comunitat Valenciana se vio afectada, entre el 6 y 9 de enero, por un temporal marítimo, de nieve, lluvia, viento y fenómenos costeros. Su intensidad, extensión y alcance provocaron la declaración de la situación de emergencia 0 por nevadas en numerosas comarcas de la Comunitat Valenciana.

La acumulación de nieve y las bajas temperaturas de la borrasca Filomena causaron la incomunicación de muchas masías y explotaciones agropecuarias, así como grandes dificultades de tránsito en algunos núcleos de población. También hubo municipios que se vieron afectados por otros fenómenos meteorológicos como las intensas lluvias o el fuerte viento que causaron el corte de vías rurales de comunicación.