Visor de contenido web

¿Qué hacer frente a una inundación?

Actuaciones Preventivas

  • Infórmate del nivel de riesgo de tu municipio y si el lugar en que vives o trabajas está ubicado en una zona inundable.
  • Ten preparado un botiquín de primeros auxilios.
  • Para evitar las contaminaciones, coloca los productos tóxicos fuera del alcance del agua.
  • Resguarda los objetos de valor y los documentos personales.
  • Dispón de una linterna y de algún medio para recibir información teniendo en cuenta que se puede ir la corriente eléctrica (radio, teléfono).
  • Revisa la vivienda. Limpia las bajantes y canalizaciones.
  • Retira del exterior de la vivienda los objetos que puedan ser arrastrados por el agua.

¿Qué hacer cuando se inicia la emergencia?

  • Cuando se notifique una preemergencia, procura estar informado de la evolución de la situación. Sintoniza las emisoras de radio y televisión que den noticias de ello.
  • Retira los vehículos de las zonas que puedan inundarse.
  • Aléjate de las riberas de los ríos y barrancos y no permanezcas en los puentes. Pueden desmoronarse y arrastrarte en la caída.
  • Localiza los puntos más altos de la zona donde te encuentras para dirigirte hacia ellos en caso de que se produzca la inundación.
  • Usa de manera razonable el teléfono. No colapses las líneas.
  • Prepárate para abandonar la vivienda si la situación lo requiere, haciendo caso de los consejos de las autoridades competentes.
  • En este caso desconecta la electricidad, el gas y el agua de la casa y cierra y asegura todas las puertas y accesos.
  • Nunca propagues rumores o noticias exageradas de daños.

Recomendaciones para los automovilistas

  • Usa el vehículo sólo si es absolutamente imprescindible.
  • Antes de viajar, consulta el Servicio de Información de Tráfico de la DGT. Solicita información sobre el estado de las carreteras que vayas a utilizar, así como posibles itinerarios alternativos. 
  • Circula preferentemente por carreteras principales y autopistas, moderando la velocidad.
  • No intentes nunca cruzar un puente que ofrezca dudas sobre su resistencia.
  • Nunca cruces con tu vehículo vados que salvan barrancos u otros tramos de carretera si están inundados. La fuerza del agua puede arrastrarte.
  • Si tienes problemas de visibilidad a causa de la lluvia, detente en el arcén señalizando tu situación.
  • No estaciones en cauces secos ni a la orilla de ríos, para evitar ser sorprendido por una súbita crecida de agua o riada.
  • Si es necesario abandona el vehículo. Tu vida es mucho más valiosa.
  • Consulta los consejos para conducción con lluvia de la DGT.

Volviendo a la normalidad

  • Efectúa una revisión de la vivienda para comprobar que no hay daños.
  • Comprueba que funcionen correctamente los servicios básicos.
  • Sigue las normas sanitarias y de higiene que indiquen las autoridades competentes.
  • Seamos solidarios en las tareas de limpieza. 

Las Tormentas

Los fenómenos tormentosos producen unos riesgos adicionales, como el aparato eléctrico, sobre los que conviene conocer algunos consejos:

  • Evita permanecer en lugares altos como cimas y colinas.
  • Evita permanecer en campo abierto. Si tienes que hacerlo, no te refugies bajo árboles, especialmente si están aislados y aléjate de rocas grandes.
  • No permanezcas en el agua nadando ni en embarcaciones pequeñas, atraen los rayos con facilidad.
  • Aléjate de alambradas, verjas y objetos metálicos. No uses la bicicleta ni tiendas la ropa.
  • Busca refugio en el interior de una edificación.
  • Si estás conduciendo, el coche cerrado es un buen lugar para permanecer. Disminuye la velocidad, extrema las precauciones y no te detengas en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua.
  • En casa cierra puertas y ventanas para evitar corrientes de aire. Éstas atraen los rayos.
  • Desconecta los aparatos eléctricos para evitar que sean dañados por subidas de tensión.