te-interesa

opinión

Web Content Display

Viento/temporal marítimo

El viento tiene su origen en los cambios de presión, que suelen ser consecuencia de cambios de temperatura (por ejemplo el fenómeno de la brisa marina y la terrestre), el paso de un frente o la generación de borrascas.

La frecuencia de los temporales de viento en nuestro territorio es relativamente elevada. Se pueden definir dos tipos de temporales que suelen ser los que afectan a la Comunitat:

  • Levante o temporal marino: afecta principalmente a las zonas costeras mediterráneas. Las rachas de viento no suelen superar los 100 Km/h, el principal problema durante un temporal de levante es el estado de la mar, ya que se levanta un fuerte oleaje y suelen estar acompañados de lluvias, provocando daños importantes en la costa.
  • Poniente: este es un viento muy seco y cálido del oeste. Dificulta enormemente las labores de extinción de los incendios forestales, especialmente en verano. Puede alcanzar velocidades muy altas, provocando múltiples daños.

Los episodios de fuertes vientos y temporales marinos en las zonas costeras son fenómenos meteorológicos que en la Comunitat Valenciana tienen una incidencia importante debido a los riesgos que generan, por las siguientes causas:

  • Caídas de objetos, elementos arquitectónicos y mobiliario urbano en áreas metropolitanas, ciudades y zonas habitadas.
  • Incremento de las dificultades en el tráfico con graves problemas de seguridad, en especial para grandes vehículos.
  • Desarrollo urbanístico en zonas turísticas en la línea de costa con gran incremento del hábitat, construcción de paseos marítimos y puertos deportivos.

Estos hechos nos llevan a mantener una actitud claramente preventiva en la que el papel de la ciudadanía, a través de su colaboración, es fundamental para la reducción de los peligros asociados a estos fenómenos.

El sistema de alerta y prevención

Protección Civil, a través del Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat, y en base a los avisos que elabora la Agencia Estatal de Meteorología, efectúa alertas meteorológicas cuando se prevén vientos fuertes o temporal marino, que llegan a la ciudadanía a través de sus Ayuntamientos y los medios de comunicación, acompañadas de recomendaciones ajustadas al tipo de riesgo.

TORNADOS

Un tornado es una columna de aire girando muy rápidamente desde una nube tormentosa hasta el suelo. Suele durar poco rato, entre unos minutos y una hora, pero es muy destructivo.

Una tromba o manga es un tornado que se produce sobre el mar.

El movimiento del aire en un tornado está dirigido hacia arriba lo que determina una rápida expansión, enfriamiento y condensación, dando lugar a una nube oscura que constituye el embudo del tornado. Asociado a esta nube oscura se registran fuertes aguaceros y granizadas antes y después de su paso.

El diámetro del tornado suele estar alrededor de los 300 metros en altura, aunque en algunos casos puede ser de 3 Km. En el extremo opuesto, en la zona en contacto con el suelo, el diámetro es de unos 2 metros.

La duración de este fenómeno suele ser de unos 4 minutos, pero puede durar más tiempo en función de la distancia que recorra. 

La velocidad con la que avanza suele estar entre los 40 y los 70 Km/h y gira en sentido suroeste a noreste. Puede recorrer desde 3-5 Km hasta centenares de kilómetros.

En el centro del tornado la presión es muy baja y esto hace que en algunas ocasiones el paso de un tornado pueda hacer explotar aquello que se encuentre.

Los tornados no son un fenómeno corriente en nuestro territorio, pero hay que tener en cuenta este riesgo puesto que se materializa al menos uno cada cierto tiempo. Uno de los tornados de importancia registrado en la Comunitat fue el de Jávea en otoño de 2009. En España se viene produciendo una media de 6 tornados por año. La mayoría son de fuerza F0 y F1, pero también se han producido tornados F2 y F3.