Visor de contenido web

En el mar

Embarcaciones de recreo:

  • Lleva a bordo todos los elementos de seguridad reglamentarios. Conoce su uso y cómo realizar una llamada o señal de socorro.
  • No salgas nunca sin antes conocer la previsión meteorológica.
  • Lleva siempre chalecos salvavidas y mantenlos en un lugar muy accesible. No los utilices como cojines o almohadas (pueden perder flotabilidad). Los niños deben llevarlo puesto. En un velero ligero, utiliza arneses de seguridad.
  • Respeta los límites de velocidad establecidos.
  • Manipula con precaución la gasolina.
  • Debes conocer la autonomía de tu embarcación a motor y tu radio. Si tienes prevista una travesía de cierta duración, lleva depósitos de combustible suplementarios.
  • Las caídas al mar son muy peligrosas, a causa de la presencia de las hélices. Si circulas a gran velocidad, no permitas que los pasajeros se muevan y desequilibren la embarcación ni que vayan fuera de la bañera de la embarcación.
  • Vigila constantemente las aguas a proa de la embarcación. Puede haber bañistas, otras embarcaciones menores, aparejos de pesca u obstáculos.
  • No salgas a la mar sin un ancla. En caso de avería o de falta de combustible, evitará que la embarcación derive hacia alta mar.
  • Si vuelcas no intentes llegar a la orilla a nado. Agrupa a todos los tripulantes y aguarda a que llegue ayuda.
  • Respeta las zonas prohibidas a la navegación, las distancias mínimas a playas y utiliza los canales balizados. Mantente alejado de bañistas, submarinistas y pescadores.

Windsurf:

  • Vigila la meteorología. El viento y el mar cambian bruscamente en la costa. Ten cuidado con el viento de poniente que puede alejarte de la costa.
  • Respeta las zonas prohibidas a la navegación. Mantente alejado de bañistas, submarinistas y pescadores.
  • No te alejes de la costa más de una milla.
  • Emplea colores llamativos.
  • Lleva contigo una pequeña mochila con linterna, luces químicas y algún alimento de alto poder nutritivo.
  • Intenta navegar en compañía e informa a alguien en tierra de tu hora prevista de vuelta.
  • En caso de accidente no abandones nunca tu tabla a nado. Sube a la tabla y haz señales. No sobreestimes tus fuerzas.

Actividades subacuáticas:

  • Revisa el material antes de iniciar una inmersión. Comprueba que todo funciona correctamente. Comprueba que los compresores de carga de aire están en perfectas condiciones, ya que podrían introducir aire en mal estado en la botella.
  • Planifica adecuadamente y con previsión la inmersión, informando previamente del lugar de la inmersión y la hora prevista de regreso.
  • Respeta siempre las paradas de descompresión.
  • Nunca bucees solo.
  • Utiliza siempre boya de señalización.

En caso de accidente:

  • Pon en lugar seguro a la persona accidentada.
  • Intenta recopilar el mayor número de datos del accidente: profundidad y duración de la inmersión, ascensión excesivamente rápida, inmersiones sucesivas, así como los síntomas que presenta el accidentado y el lugar del accidente.

BAÑOS EN PLAYAS, RÍOS, PANTANOS Y PISCINAS

  • Ten precaución con el sol. Tómalo moderadamente y aplícate protección solar adecuada a tu tipo de piel.
  • No entres súbitamente en el agua, mójate la nuca y las muñecas.
  • Procura bañarte en zonas vigiladas.
  • No te alejes de la orilla si no sabes nadar.
  • Cuidado con las corrientes que pueden arrastrarte, especialmente con colchonetas u objetos flotantes, alejándote de la orilla.
  • Sal del agua si sientes algún síntoma extraño (mareo, calambres,...)
  • No te tires de cabeza en lugares de fondo desconocido, podrías golpearte con la cabeza en el fondo.
  • Vigila en todo momento a los niños para evitar accidentes.
  • Si alguien tiene problemas en el agua lo mejor es lanzarle algo que flote y pedir ayuda, porque esa persona puede arrastrarte a ti.
  • Si utilizas motos acuáticas, tablas de windsurf, embarcaciones, etc, sé respetuoso con las zonas de baño.
  • No te bañes: si hay tormenta, sobre todo con aparato eléctrico; si has comido o bebido en exceso; si estás fatigado o no te encuentras bien.

Baños en playas:

  • Respeta las banderas y otras señales:
    • Verde: normalidad
    • Amarilla: precaución, el agua no debe sobrepasar la cintura
    • Roja: no bañarse
  • Haz caso de las recomendaciones de los socorristas.
  • Procura no adentrarte en el mar nadando en solitario.
  • Cuidado con las corrientes que pueden arrastrarte, especialmente con colchonetas u objetos flotantes, alejándote de la costa.
  • Si te sientes arrastrado por una corriente, no intentes nadar en contra, hazlo paralelamente a la playa y una vez fuera de la corriente nada hacia la orilla. Haz señales de auxilio si no puedes salir de la corriente.
  • Presta atención a las embarcaciones, motos acuáticas y tablas de windsurf, podrían lesionarte.

Baños en ríos y pantanos:

  • Evita bañarte en zonas de riesgo: ríos de gran caudal, pozas naturales o bajo cascadas de agua. Puede haber corrientes y remolinos que te arrastren.
  • Puede haber carteles que indiquen la existencia de algún peligro. Fíjate en ellos.
  • Evita tragar agua, corres riesgo de sufrir una infección.
  • Utiliza calzado especial para el agua para evitar heridas y cortes en los pies.

Baños en piscinas y atracciones acuáticas:

  • Cuidado con los bordes de las piscinas y zonas mojadas: puedes resbalar y lesionarte.
  • Evita tragar agua de la piscina, los productos químicos que se emplean pueden producirte afecciones gástricas.
  • Respeta las normas de seguridad.
  • Cuida las medidas de higiene, recuerda que utilizas una instalación compartida. Dúchate antes y después de entrar en el agua.